Sofofa y empresarios analizan mejoras a las buenas prácticas del sector

Publicado el 10 de enero de 2019
Fuente: Diario Financiero

Empresarios discutieron cambios a las directrices de comportamiento interno y externo y a sus implicancias en su relación con la sociedad y los nuevos tiempos.

Desde las ocho de la mañana de ayer comenzaron a llegar hasta el palacio de Las Majadas de Pirque los empresarios, gerentes y presidentes de directorios invitados a participar en la segunda jornada del encuentro Evolución Empresarial, que por segundo año consecutivo organizó la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa).

La cita tuvo por finalidad un objetivo muy claro: analizar en detalle y actualizar el documento de 150 buenas prácticas empresariales que en 2018 elaboró el gremio para incentivar la transformación al interior de las empresas en esta materia, invitándolas a ser actores más activos en el debate de los problemas del siglo XXI.

La encargada de dar el vamos al evento, que contó con cerca de 90 asistentes, fue Carmen Román, consejera del gremio y quien junto a Patricio Jottar lidera el comité de evolución empresarial.

"Hay que enfatizar y transmitir a las empresas que con buenas prácticas van a tener mejores resultados en sus compañía, porque van a lograr el compromiso de sus trabajadores y porque obviamente van a ser un ente relevante dentro de la sociedad. Esto las va a legitimar para poder seguir haciendo su labor y para poder continuar siendo compañías que aporten al país", dijo la consejera gremial.

Luego fue el turno del titular del gremio, Bernardo Larraín, quien hizo un llamado a las empresas a dejar de ver la organización gremial como únicamente un actor que incide en el debate de políticas públicas.

"Tradicionalmente, el rol de Sofofa fue incidir, promover y participar en el debate de las políticas públicas. Pero para lograr ese objetivo con eficacia y eficiencia, no podemos estar emplazando a la política, a los gobiernos y a los parlamentarios de que emprendan reformas y cambios; también debemos emplazarnos a nosotros", enfatizó ante los asistentes.

Para Larraín los desafíos del siglo XXI no solamente se abordan con cambios regulatorios impulsados por el Estado a través de políticas públicas. "Creo que en mayor medida estos temas se abordan desde la empresa y, por tanto, nos parece natural tener esta jornada de evolución empresarial, para demostrarle a la sociedad que nos importa el tema de adaptarnos, el tema de cambiar, de promover buenas prácticas empresariales", dijo.

Más tarde, los asistentes tuvieron la oportunidad de escuchar una charla de Dominic Barton, exCEO de McKinsey & Company, quien abordó los nuevos desafíos de las empresas en torno a las buenas prácticas y a la confianza empresarial (ver nota relacionada).

La jornada de debate y análisis, que se extendió hasta cerca de las 15 horas, continuó posteriormente en una dinámica en la cual los asistentes se dividieron en grupos para discutir las mejoras al documento de prácticas empresariales, el cual aborda cinco principios bases: gobiernos corporativos, sostenibilidad, inclusión, educación e innovación, divididos en 10 ejes de buenas prácticas.

Más tarde fue Patricio Jottar quien tuvo la oportunidad de plantear a los asistentes los beneficios de implementar al interior de las empresas el "Índice de Evolución Empresarial", una herramienta que permite y facilita la adopción y gestión sistemática de buenas prácticas al interior de las firmas.

Según comentó Larraín Matte, dicho instrumento ha sido utilizado por cerca de 50 empresas socias del gremio. "Tenemos que ver el vaso medio lleno, la idea es que todas las empresas socias, las 170 firmas, implementen esta herramienta", dijo.

En relación al desarrollo de la jornada en sí, algunos asistentes valoraron el énfasis del gremio en esta materia.

"Hoy las exigencias sociales a las empresas y a los emprendimientos van más allá de un buen producto o de una rentabilidad, si no que el accionista va a medir a las empresas y las va a apoyar o condenar en función de su rentabilidad pero también de otros factores, como su vinculación con la sociedad, con el medio ambiente", planteó Fernando Barros, presidente de Oxiquim.

Una opinión en la misma línea entregó Raúl Ciudad, presidente de Coasin, quien agregó que actividades como la realizada permiten a las firmas transmitir que existe una preocupación real respecto a cómo su actividad impacta en el entorno. "Creemos que podemos asegurar a la sociedad chilena que nuestras empresas están dentro de un marco ético, de buen comportamiento y preocupación por la sociedad en la cual nos desarrollamos", comentó.

Para Rodrigo Abumohor, gerente general de Manufacturas Interamericanas, la temática abordada en la cita no debe quedar únicamente como una reflexión o jornada de análisis, sino que "debe permear a las empresas, a toda escala".

En relación a la importancia de la jornada de discusión y análisis, Larraín Matte declaró que la intención del gremio y de su gestión es que esto sea un trabajo sistemático que comience por las firmas socias pero que idealmente llegue a otras. "Esto no se trata de más o menos códigos de ética, no queremos una guía de buenas prácticas empresariales más, queremos pasar del diagnóstico a la gestión sistemática. Como mundo empresarial necesitamos romper inercias y hacernos preguntas provocadoras para abordar proyectos colectivos", acotó.

Fuente: Diario Financiero

Galería de Imágenes